proclamación

“El día de la lucha feminista es cada día. Solidario. Diverso. Global”

El feminismo es más de lo que crees
El feminismo abarca muchas facetas y tiene muchas caras. El hacer visible la desigualdad por razón de género y la lucha contra el patriarcado son, tal vez, el mínimo común denominador. Pero sus consecuencias y sus estrategias de liberación son extremadamente diferentes.
Entendemos el feminismo como diversidad, como lucha anti-sexista, antirracista y anti-capitalista contra la opresión y por las libertades. Los mecanismos de opresión se basan en construcciones sociales como el género, la identidad, la nacionalidad, la sexualidad, la religión, la edad, el estatus económico o el aspecto físico. A menudo, la discriminación se produce por varios de esos constructos simultáneamente.
El 8 de marzo se denomina genéricamente “día de la mujer”. Esta denominación dejó de ser actual hace tiempo. No sólo hay mujeres feministas; feministas son personas de todos los géneros.
¡Tenemos que oponernos al patriarcado solidariamente, en la diversidad y en una lucha global! ¡En las familias! ¡En el ámbito académico! ¡En las instituciones! ¡En las mentes! ¡En la vida diaria! ¡En la calle! ¡Por todas partes y en todo momento!
Por una vida libre, autodeterminada y equitativa para todas las personas.
¡Por eso hacemos un llamamiento para el día de la lucha feminista (FKT) 2018!
Los temas centrales del FKT de este año los hemos escogido por su actualidad. Sabemos que éstos no componen una lista exhaustiva.

Tú creas tu familia
En los últimos años han tenido lugar importantes cambios que, desde hace mucho, estaban pendientes en Alemania: Primero, el “matrimonio para todos” y, segundo, el reconocimiento de la “tercera opción”.
Sin embargo, las estructuras familiares con jerarquías de género tradicionales y valores conservadores tienen que seguir siendo activamente desmontadas para poder lograr un espacio, reconocimiento e ideas para las constelaciones familiares actuales, así como un entorno vital emancipador para padres, niñas/os y jóvenes. Qué significa para ti “familia”, “relación” y “amor” es algo que deberías poder determinar tú misma*/o.
En la mayoría de las ocasiones, la responsabilidad de la anti-concepción y los trabajos de crianza recaen, antes y después del embarazo, sobre las mujeres*, cuyo rol se reduce a menudo, siguiendo la ideología auto-optimizadora neo-liberal, a la consabida conciliación entre vida laboral y familia. Sobre todo en espacios de izquierdas, entendidos por sí como emancipadores, la aceptación y la participación equitativa de las familias tiene que ser un elemento de la autopercepción feminista.

El gobierno, fuera de mi útero
Las mujeres que interrumpen su embarazo son despreciadas y estigmatizadas no sólo por la sociedad, sino también por el Estado. ¡La interrupción del embarazo, de hecho, es ilegal en Alemania (§218 StGB)! Sólo bajo determinados supuestos (§218a StGB) está permitida la intervención médica; además, con obstáculos considerables para las mujeres. Las mujeres que se encuentran ante un embarazo no deseado pueden percibirlo, por ello, como un conflicto de valores por un lado y como un conflicto de poder e información por otro. El reciente caso de Kristina Hänel, ginecóloga de Gießen condenada por informar en su página web sobre la interrupción del embarazo como un servicio médico, muestra la trascendencia del §219a StGB.
Como cada año, opositores/as del aborto (estrechamente vinculados, por ejemplo, a AfD y CDU), organizan la llamada “marcha por la vida”, entre otros sitios en Annaberg-Buchholz. El 16 de junio de 2018, ¡ven a Annaberg-Buchholz a la manifestación en contra, solidarízate y luchemos juntas*/os por la supresión de los parágrafos 218 y 219a StGB!

¡El trabajo sexual es trabajo!
Especialmente dentro del discurso feminista, el trabajo sexual está sujeto a recurrentes y controvertidas discusiones. Es evidente que las*/os trabajadoras*/es del sexo, también en supuestos espacios de izquierdas, están sometidas/os a la cosificación y al estigma social. El trabajo sexual es un ámbito con muchas facetas que tiene que ser tratado de manera diversa. Por supuesto, rechazamos la prostitución forzada y la trata de personas. Por otro lado, los derechos de las*/os trabajadoras*/es del sexo, en tanto que trabajadoras*/es, tienen que ser reforzados. Desde que la llamada “ley de protección para los/as trabajadores/as sexuales” entrara en vigor el año pasado, el apoyo a estas personas, así como el dar nombre a la fortalecida posición de poder de las instituciones y las autoridades públicas, nos preocupan especialmente. El trabajo sexual es trabajo y la creciente ilegalización, los controles públicos y la represión incrementan el riesgo de los contextos de coacción y les arrebata la autodeterminación.
Más información en: sexarbeit-ist-arbeit.de
Sólo sí significa sí
#metoo es más que un mero debate. Demuestra que muchas personas y, especialmente, las mujeres están sometidas diariamente a violencia sexual en distintos niveles. Los incontables episodios de violencia vividos y el silencio que a menudo gira en torno a ello muestran el fracaso (institucional) en el tratamiento de las acciones y la mentalidad despectivas hacia las mujeres*. La discusión en torno a la violencia sexual es indispensable, no sólo en una sociedad en la que dicho hashtag tiene tanta resonancia, sino globalmente. Exigimos la autodeterminación sexual para todas las personas y respeto a los límites individuales.
Por eso tenemos que seguir luchando contra la cosificación de las mujeres* y la existente relación de poder.
La forma más extrema de violencia contra las mujeres* es el feminicidio: el asesinato de mujeres* porque son mujeres*. Por ejemplo, el asesinato dentro de la pareja, los llamados “asesinatos de honor” o la violación con resultado de muerte. Según el registro estadístico, sólo dentro de las relaciones de pareja, se produce diariamente en Alemania un asesinato o un intento de asesinato de una mujer*. Es importante hacer visible esta forma de violencia especialmente marcada, identificarla y lograr concienciación sobre ella.
Hay que oponerse firmemente e informar sobre ello. ¡No queremos ni una mujer asesinada más! ¡Ninguna más! ¡Ni una menos! (Más información en: keinemehr.wordpress.com/)
Tenemos el convencimiento de que esta manifestación es una buena oportunidad para llevar los contenidos feministas a la calle. Sed luchadoras*/es, solidarias*/os y haceos oír. ¡Venid a la manifestación y a los actos del FKT!
El día de la lucha feminista es cada día. Solidario. Diverso. Global.
Nos gustaría una manifestación conjunta sin banderas nacionales, de partidos ni sindicatos.